salud bucodental de pacientes con periodontitis

Claves para mejorar la salud bucodental en pacientes con periodontitis

Por Dentales Sanchis
1800 Visitas

Como es bien sabido, una buena salud bucodental es fundamental para disfrutar de una buena salud general. Por ello, te traemos algunos consejos y te aclaramos algunas cuestiones para que mantengas tu boca sana.

El esmalte dental es la parte más dura y resistente del organismo, por lo que no sufrirá desgaste alguno si debes someterte a tratamientos de mantenimientos. Hablamos sobre todo en casos de pacientes con periodontitis, donde es imprescindible realizar tratamientos para eliminar periódicamente los depósitos de placa bacteriana y cálculo para así evitar la recaída y progresión de la enfermedad.

La periodontitis provoca la destrucción de la masa ósea que sustenta las piezas dentales y, por tanto, la pérdida irreversible de los dientes. Gracias a su tratamiento, podemos mantener los dientes en la mayoría de los casos. Si no fuera posible, existen técnicas regenerativas específicas para recuperar parte del hueso perdido.

Para mantener limpias y fuertes las encías, y así para controlar la placa bacteriana, es importante que utilices un enjuague bucal. Presta atención a su fuerza o a la cantidad de alcohol que contiene, ya que no siempre es mejor para la salud de las encías. En muchos casos puede provocar sequedad de los tejidos orales.

El cepillado regular de los dientes es indispensable para mantener una boca sana, y no siempre se realiza un cepillado de manera correcta, ya que no importa con cuánta vigorosidad se hace, sino que utilice la técnica apropiada y que lo haga con meticulosidad. Por ello, te damos las pautas de un cepillado dental correcto, toma buena nota:

El cepillado correcto

  • Empecemos por el cepillo. Es importante que sea de cerdas suaves para prevenir el daño en las encías y el desgaste de la dentina blanda de los dientes y del área de la raíz.
  • Cuando te cepilles los dientes, las puntas de las cerdas deben de estar en un ángulo de 45 grados respecto de la línea de las encías.
  • Los movimientos del cepillo deben ser cortos y realizar movimiento circulares, no en línea recta hacia adelante y hacia atrás.
  • La presión tiene que ser media, las cerdas no deben aplastarse contra los dientes. Así el cepillado resultará más efectivo.

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies