¿Qué elementos integran un implante dental?

¿Qué elementos integran un implante dental?

Por Dentales Sanchis
El agosto 10, 2020

Cuando perdemos una pieza dental, una de las técnicas a las que podemos recurrir para reemplazar el diente perdido es el implante dental, con lo que sustituimos la raíz del diente.

Ya te hemos contado en más de una ocasión cómo no reponer un diente perdido provoca pérdidas de hueso y movimientos en el resto de los dientes, que desajustan el encaje del maxilar y la mandíbula, traduciéndose en desgastes, dolores articulares, etc.

Los elementos que integran un implante dental son:

  • Implante: tiene forma de tornillo y está fabricado en titanio. Se coloca en el hueso a modo de nueva raíz artificial.
  • Pilar: este elemento une el implante con la corona. En el mercado existen varias posibilidades, que van desde los pilares calcinables, que son los más imprecisos y de menor coste, a las interfases de Titanio, que son la opción que mejor sella la unión de implante y prótesis y conserva mejor el hueso alrededor del implante.
  • Corona: el diente o corona puede fabricarse en diversos materiales (cerámica, circonio o metal y cerámica) y tiene un aspecto de diente natural. Y es que, es el componente visible encargado de que la estética y la funcionalidad.

Para realizar un implante dental, primer tendremos que realizar pruebas radiográficas para comprobar el estado en el que se encuentra el hueso y saber si hace falta un injerto. Para su colocación, es necesario anestesia en la zona que se quiere tratar y preparar el hueso donde el implante será alojado.

A través de una cirugía mínimamente invasiva y que no genera molestias de ningún tipo se procede a colocar el implante. Una vez colocado, el profesional recetará medicación para que durante el postoperatorio se pueda hacer vida absolutamente normal.

Tras colocar el implante con una pequeña cirugía, es preciso que se inicie el proceso de integración, donde el implante se fusiona con el hueso.

Los implantes están fabricados en titanio y su calidad depende de su pureza, así como del diseño microscópico de su superficie, para favorecer que las células del hueso se adhieran en el proceso de osteointegración.

Comentarios deshabilitados