¿Sabes cómo prevenir las enfermedades orales más frecuentes?

dentales sanchis

Algunas de las enfermedades orales más frecuentes, como las caries o la gingivitis pueden ser evitadas fácilmente con buenos hábitos de higiene bucal. Así, si cepillamos nuestros dientes a diario podremos evitar que las caries se conviertan en un problema serio al avanzar.

Las caries son la consecuencia de la infección bacteriana y del ácido que éstas causan. Cuando los dientes se ven expuestos al ácido durante demasiado tiempo, el esmalte queda dañado y aumentan las condiciones para que las bacterias continúen eliminando tejido. Es por ello que si no actuamos a tiempo, podemos sufrir dolor, además de llegar a perder piezas dentales y también de hueso maxilar.

Y es que, unos buenos hábitos de higiene bucal destruirán casi todas las bacterias que son perjudiciales para tu boca. Así que toma buena nota de cómo debe ser el cepillado:

  • Utiliza un cepillo dental suave para no dañarte las encías.
  • El uso del hilo dental es también muy importante. No lo olvides.
  • El colutorio también te ayudará a tener sana tu boca
  • Cepíllate los dientes después de cada comida y al menos un par de minutos.
  • Dos veces al año deberás completar tu rutina de higiene bucal visitando a tu dentista.

Si cuidas tu boca ganarás salud

salud dental

Son muchos los problemas que pueden aparecer como consecuencia de no tener los dientes en su correcta posición y mal encajados, como problemas con la mordida, las encías, la articulación temporomandibular o el desarrollo del habla, entro otros.

Para evitarlos, hay que comenzar con la prevención desde una edad muy temprana. Así, los expertos recomiendan que a partir de los 6 años de edad el niño deba acudir al dentista para hacerse su primera revisión y poder evitar el desarrollo de todos estos problemas, a fin de poner solución con el tratamiento más adecuado en cada caso.

Por ello es muy importante que desde el principio inculquemos a nuestros hijos buenos hábitos de higiene e insistir en las revisiones frecuentes al dentista. Y es que, según apuntan los profesionales, 3 de cada 5 niños en España tienen problemas bucodentales que podrían corregirse, y en el caso de los adultos las cifras llegan hasta el 30%.

Además, una dieta equilibrada, a base de frutas, verduras, carnes y lácteos, evitando en la medida de lo posible los alimentos con azúcares, nos ayudarán a evitar futuros problemas de caries.